RSS

EUA: Nueva ley antitabaco, ¿Qué significa?

16 Jun

Caricatura burlándose de las nuevas etiquetas que la FDA propone para las cajetillas de cigarros

¿Qué se resolvió en la ley aprobado el jueves por la cámara de senadores de EUA? Varias cosas, todas convergentes en la idea de reducir el consumo (especialmente entre los adolescentes), subir la edad de iniciación del hábito, separar el tabaco de las actividades del espectáculo y el entretenimiento, limitar la disponibilidad de las ventas (sobre todo las derivadas de las máquinas expendedoras automáticas), desvincular al cigarrillo del auspicio a las actividades deportivas, limitar las cantidades de nicotina y reducir la posibilidad de engañar al consumidor con promesas de productos menos dañinos. Todo este operativo quedará a cargo de la FDA (Food & Drug Administration), el ente que controla alimentos y medicamentos en el país del norte.
Por primera vez, las compañías tabacaleras deberán revelar, cuando se promulgue la ley, los ingredientes de sus productos; algo parecido a lo que ocurre ya con los medicamentos y alimentos en el mismo mercado.
La industria sabe que, con la vigencia de la ley, tendrá que recortar fuertemente los gastos publicitarios y de marketing, que ya venían siendo achicados desde los años ’90. Tal vez lo que más los afecte con vistas al futuro serán las restricciones a los mensajes dirigidos a los jóvenes y adolescentes: por ejemplo, no podrán seguir vinculando al cigarrillo con sabores de golosinas. Tampoco podrán insertar avisos en las publicaciones con fuerte readership de jóvenes; la vía pública no podrá mostrar sus marcas a menos de 300 metros de escuelas y parques públicos; no se seguirá con los regalos de productos no tabáquicos como anzuelo para quienes compren los cigarrillos.
El proyecto, largamente cajoneado en ambas cámaras del Congreso, prevé insertar mensajes más notables de advertencia a los fumadores, los famosos “warnings”. Los textos no podrán salir del blanco y negro, y los puntos de venta serán notoriamente reducidos. La información sobre ingredientes deberá informar sobre la cantidad de nicotina y de formadores de humo nocivo para la salud humana. Y habrá un nuevo fondo de dinero, formado por los fabricantes de cigarrillos, tabaco y tabaco sin humo, para financiar toda la actividad derivada de la aplicación de la ley.
El texto legal pondrá la mira en la descripción de los productos que hablen de “daño reducido”: nadie podrá utilizar las palabras light, mild y low, tanto en avisos como en marquillas. Quien desee realmente utilizarlas deberá obtener una expresa aprobación de la FDA.

El senador Edward Kennedy, verdadero motor del proyecto, víctima hace un tiempo de un ataque cerebral, dijo satisfecho al conocer la resolución del Senado: “Este es un paso vital para los millones de estadounidenses, especialmente los jóvenes, que serán beneficiados de por vida de caer en la adicción y la muerte prematura”.
¿Cuántas muertes? Según cifras oficiales, son más de 400.000 cada año. De la misma manera, la aplicación de la futura ley podría reducir los gastos estatales en salud que provoca el tabaco: unos 100 mil millones anuales.
Los expertos señalan que el proyecto significa el cambio más drástico en el tema tabaco desde hace 45 años, cuando se obligó a las empresas a reconocer expresamente, en las advertencias impresas, que el tabaco “causa cáncer de pulmón”. “Esta legislación representa la acción más fuerte que haya tomado el Congreso para reducir el consumo de tabaco, la principal causa prevenible de muerte en Estados Unidos”, señaló Matthew Myers, presidente de la Campaign for Tobacco-free Kids.

La segura firma del presidente Obama al proyecto sumaría al tabaco a una serie de grandes áreas que serán más firmemente controladas por el gobierno de Washington: bancos, inmobiliarias y automóviles. Sólo restaría el tema de salud –duramente controvertido- para completar la agenda de “big issues” de la nueva administración Demócrata.

La batalla antitabaco tuvo varios momentos difíciles en los últimos 14 años. Una derrota dolorosa para sus sostenedores fue la decisión de la Corte Suprema en el año 2000, cuando por una estrecha mayoría (5 a 4) se resolvió que la FDA no tenía autoridad para regular los productos tabáquicos. Otros traspiés se produjeron en el Congreso, provocados por la rígida oposición del gobierno de Bush a la redacción de una nueva ley.
El senador Dick Durban, demócrata por Illinois, graficó crudamente los beneficios que se derivarían de la nueva ley, cuando se ponga en vigencia: “Esta será una herramienta que protegerá a los chicos y al país. Cada día que dejemos de actuar, 3.500 niños americanos encenderán un cigarrillo por primera vez en sus vidas. Es una cantidad que llenaría 70 buses escolares”.

Los cálculos más atinados indican que la nueva regulación de la FDA podría reducir el número de fumadores por debajo del nivel de edad en un 11% para la próxima década. En este momento hay más de 40 millones de personas que fuman en Estados Unidos.

El más poderoso enemigo del avance antitabaco fue, sin duda, el lobby montado en el Capitolio. Pese a tanta acción subterránea, la industria sufrió golpes de importancia en el pasado, como la ya mencionada compensación que se fijó en 1998 (unos 206 millones de dólares destinados a cubrir los costos más altos en salud por parte de los estados), y, este año, la disposición legislativa de aumentar la tasa de los cigarrillos de 62 centavos a 1,01 dólar por paquete, para financiar un fondo destinado a la salud infantil.

Pero este año el frente anti-legislación sufrió una baja para muchos inesperada: el líder de los fabricantes, Philip Morris, dejó de lado su oposición sistemática y afirmó que la ley “tiene imperfecciones” pero “es razonable”. La compañía madre de Philips Morris, el Atria Group, declaró el jueves en un mensaje que “el voto del Senado de hoy es un importante paso adelante. Durante más de ocho años, nuestro grupo ha apoyado iniciativas de regulaciones fuertes pero razonables por parte de la Food & Drug Administration”. De todas formas, no dejan de anotar que en algunos aspectos el proyecto choca contra la Primera Enmienda norteamericana, porque ciertas provisiones podrían restringir la capacidad del fabricante de comunicar información verídica a los consumidores adultos acerca de productos del tabaco”.

Pero si Philip Morris dejó de lado la lucha frontal (al menos en la superficie) contra la futura ley, no han hecho lo mismo los otros dos grandes de la industria, R.J.Reynolds y Lorillard, que coinciden en decir que las nuevas restricciones “consolidarán el market share de Philip Morris tal como está en la actualidad”.

Durante la sesión del Senado, dos integrantes del cuerpo propusieron una alternativa, que fue rechazada por 30 a 36 en la votación respectiva. En esa variante se hablaba de crear un departamento ubicado fuera de la FDA para controlar los productos del tabaco y poner más el foco en desarrollar los de “daño reducido”.

No tan curiosamente, la alternativa fue propuesta por dos senadores de Carolina del Norte, el republicano Richard Burr y la demócrata Kay Hagan. Dos legisladores que representan al estado en el que la producción de tabaco está más extendida.
Con información de Adlatina.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , ,

3 Respuestas a “EUA: Nueva ley antitabaco, ¿Qué significa?

  1. Carlos

    junio 18, 2009 at 7:14 pm

    Bueno… se cree también que una razón por la cual Philip Morris/Altria está portándose buena onda y no está protestando mucho, es porque hay cosas en la ley que les conviene y con las que ellos tuvieron que ver. Principalmente el reducir la cantidad de nicotina en los cigarros. Para alguien que es un adicto a la nicotina, lo que esto quiere decir, es que ahora tiene que fumar más cigarrillos para obtener la misma dósis de la droga. Si antes se fumaba una cajetilla, su adicción le va a pedir la misma cantidad de nicotina… Si ahora tienen la mitad de nicotina (por decir algo) el adicto tendrá que fumar 2 cajetillas para satisfacer su adicción.

    Ya no son tan buena onda, verdad…? 😉

     
  2. Samantha

    junio 19, 2009 at 1:10 pm

    😦

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: