RSS

A un año de la Ley Anti-tabaco

03 Abr

No cabe duda que el tiempo pasa muy rápido. Hace un año la gente estaba debatiendo con respecto a la ley que protege al no fumador en México. Que si era injusta, que si era anticonstitucional, que si los negocios iban a perder dinero, que si nadie la iba a respetar…

A un año de tener esta ley entre nosotros es un buen tiempo de reflexionar. El mundo siempre está cambiando y cualquier persona que se resista a este cambio será arrollada brutalmente con el paso de los años y, sobre todo, con el cambio de ideologías. Primero Estados Unidos, luego Europa, después México. Poco a poco la acción de fumar se ha ido restringiendo y la gente está empezando a verlo como debe ser: una actividad dañina para la salud. Con un poco de suerte, la gente empezará a pensar en el cigarro, el tabaquismo y los fumadores como algo que no es socialmente aceptable. Y digo con suerte porque el rechazo de la sociedad será la razón más importante por la que miles de fumadores dejarán atrás el vicio. Hay que recordar que el “verse sensual, cool e interesante” es la primera razón por la que miles de jóvenes comienzan a fumar y se convierten en adictos a la nicotina.

Fumar es un síntoma de una enfermedad: el tabaquismo. No debe ser una actividad bien vista, ni socialmente aceptable, ni normal. Es una acción autodestructiva y nociva a la salud, que la gente tiene que entender como tal.  No incito, ni estoy a favor de la cacería de fumadores. Me parece que debe de prevalecer la libertad de que cada quien haga con su vida lo que quiera, sin embargo, a cierta distancia para no afectar a terceras personas. Respeto al derecho ajeno es la paz.

Mucho se especulaba sobre la pérdidad económica en restaurantes y bares. A un año de la existencia de esta ley, resulta que nadie fue afectado. La gente sigue comiendo, bebiendo y tomando café fuera de casa. Con la diferencia de que ahora, cada día, se construye hacia un futuro más sano para todos.

Lo más importante es que esta ley se respete y no se rompa. La Fundación Interamericana del Corazón exhortó a impedir violaciones a la Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores, después que el Gobierno capitalino anunció que relajaría las verificaciones.

Hacemos un llamado al Gobierno de Marcelo Ebrard para que se respete cabalmente el cumplimiento de la Ley para la Protección a la Salud de los No Fumadores del Distrito Federal. Las leyes no pueden simplemente relajarse y mucho menos sin sustento”, señaló Sonia Meza, especialista de la Fundación.

El pretexto para reducir las verificaciones a establecimientos, abundó, es la crisis económica, pero restaurantes, bares y demás comercios no han sufrido un impacto por la normatividad antihumo.

A un año de su aplicación, la Ley a la Protección a la Salud de los No Fumadores en el Distrito Federal no ha tenido ningún efecto negativo en empleos, ingresos y utilidades de restaurantes con servicio de meseros, centros nocturnos, cantinas y bares, de acuerdo a la Encuesta Mensual de Servicios realizada por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI)”, aseguró.

Cabe mencionar que una de las razones más importantes por las que el gobierno decidió establecer esta ley es el costo que tienen las enfermedades provocadas por el tabaquismo. Afiliados al IMSS y al ISSSTE con enfermedades relacionadas con el uso del tabaco suman millones de pesos en tratamientos, medicinas y hospitalizaciones. El doctor Jesús Felipe González, presidente de la Red México sin Tabaco y miembro de la Fundación, señaló que donde sí hay un derroche económico es en los más de 29 mil millones de pesos que la Secretaría de Salud federal ha debido destinar a la atención de enfermedades relacionadas con el tabaquismo.

Anuncios
 
8 comentarios

Publicado por en abril 3, 2009 en Crítica, historia, Noticias

 

Etiquetas: , , , , , ,

8 Respuestas a “A un año de la Ley Anti-tabaco

  1. El Corsario Negro

    abril 4, 2009 at 3:02 pm

    Acepto que no extraño el humo en los restaurantes, pero sigo sin aceptar cabalmente esta nueva ley.

    ¿Por qué debe el gobierno controlar lo que hacen los ciudadanos? ¿Quién les dio el derecho a decidir lo que podemos o no podemos hacer?

    A mi me preocupa que los gobiernos empiecen a darse atribuciones donde legislen sobre actividades las cuales, aunque dañinas, deben ser parte de las libertades del individuo.

    Pero bueno, supongo que el prohibir fumar en áreas públicas es una buena medida, siempre y cuando no se impida fumar en áreas “privadas” (¿cuales son esas?).

    Lo que si comparto es la idea de que el camino es informar a la gente sobre la adicción al tabaco (no me agrada el término “enfermedad”, que lo hace ver como algo que no esta en control del adicto), y hacer que fumar sea visto como lo que es, una fea y destructiva adicción.

     
  2. Samantha

    abril 6, 2009 at 3:03 pm

    La actividad de fumar no está prohibida. Cada quien es libre de comprar, a plena luz del día, una o miles de cajetillas de cigarros. Toda persona que quiera ser fumador puede fumar uno tras otro, sin parar, hasta que así lo decida. El gobierno, ni nadie, ha hecho del tabaquismo una actividad prohibida o ilegal. El restringir las zonas donde pueda hacerse es otra cosa, completamente diferente.
    El gobierno tiene la obligación de intervenir cuando cualquier actividad afecta dañinamente a terceras personas. Para eso existe el gobierno, para proteger a la gente.
    En un mundo ideal, los fumadores respetarían a las personas que los rodean y se abstendrían voluntaria y libremente de fumarle encima a todo el mundo. Lamentablemente no vivimos en un mundo ideal y es entonces cuando deben de existir leyes que obliguen a la gente a comportarse de acuerdo a un beneficio común.
    No hay que confundir “la acción de proteger a terceras personas” con el “controlar la vida de los ciudadanos cual régimen militar”. Nada que ver.

     
  3. El Corsario Negro

    abril 6, 2009 at 10:02 pm

    “No hay que confundir “la acción de proteger a terceras personas” con el “controlar la vida de los ciudadanos cual régimen militar”. Nada que ver.”

    Mi problema es explicarle eso al gobierno. De repente con tal de protegernos hay retenes militares que te disparan si no detienes el auto, o para abordar un vuelo es válido hacer que te desvistas o tires leche para tu bebé, no sea un arma terrorista.

    Yo desconfió mucho del gobierno. Creo que cada vez que les ofrezcamos la mano para que nos “protejan” van a tratar de agarrarnos el pie. Es por ello no no celebro el que “decidan” por mi donde puedo o no fumar (y eso que yo no fumo).

    Si, se que soy un poco paranoico, y muy anarquista, pero ya sabes el dicho: “Hay dos tipos de paranoia, la total y la insuficiente”.

     
  4. Emir Jacob

    abril 14, 2009 at 3:18 pm

    /// Mensaje de prueba suscripción ///

     
  5. Erika

    abril 18, 2009 at 7:37 pm

    Celebro y vuelvo a celebrar esta ley. A pesar de que todavía hay muchos “chacuacos” que van fumando por la calle, ahora puedes tranquilamente estar en un restaurante sin tener que “soplarte” el apestoso humo de cigarro del “vecino de la mesa de al lado”.

    Ojalá el gobierno pudiera hacer más cosas como esta, poner en prática más leyes que favorezcan la salud y el bienestar humano.

     
  6. Erika

    abril 18, 2009 at 7:48 pm

    Ah! me faltó esta observación:
    A pesar de que los restaurantes y bares no “han perdido” ingresos por la aplicación de esta ley, cabe mencionar que muchos de ellos han tenido que invertir en hacer “mejoras” o modificaciones a sus inmuebles para adaptar las famosas “terrazas” que ahora están tan “in” y son sumamente socorridas por los fumadores. Como sea, los empresarios se las han arreglado para “retener” o atraer al público fumador hacia sus terrazas, incluso poniendo mantas y letreros enormes afuera de sus establecimientos en los cuales se puede leer “aquí sí se puede fumar, pasa a nuestra cómoda terraza”. Es incríble como los fumadores son dependientes tan fuertes al tabaco, tanto que incluso en un desayuno en el Saks a las 9:30 a.m. se pelean por las mesas “en la terraza” ¿Cigarro a las 9:30 a.m.? Buen desayuno, ja,ja!

     
  7. jacko

    febrero 22, 2011 at 12:44 am

    Aplaudo el primer comentario de Corsario Negro recordemos que tambien desearon legislar con relacion a la sal de mesa en los restaurantes para “cuidar la salud de los hiperensos”, recordemos las imposiciones en relacion a la comida chatarra en las escuelas y tantas cosas o actividades humanas que en el momento se me olvidan, los gobiernos segun mi pareer muy personal se estan pasando de la raya en relacion a lo que debemos o no debemos hacer, porque no llegamos tambien a la aplicacion de la ley seca, a erradicar tambien la prostitucion en cualquiera de sus facetas y tantas otras cosas que se me pudieran ocurrir, no hay sociedades perfectas y si las queremos lograr deberiamos hacer conciencia y ademas respetar a los demas fumadores o no todos tenemos derechos por igual

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: