RSS

Día dos de la nueva era…¿qué tal vamos dejando de fumar?

02 Ene

A todos los que hicieron el propósito de dejar de fumar este 2009, saludos en este segundo día del año.  Ojalá nos contaran cómo va la experiencia, porque definitivamente siempre es mejor apoyarse en grupo que hacerlo solo.

Probablemente para este segundo día, ya se hayan dado cuenta de lo ligada que está su vida al asunto del cigarro. Que si para trabajar, que si para que se te quite el frío, que si para echar chisme, que si para acompañar el cafe, o para acompañar el trago.  Probablemente ya se hayan hecho conscientes de la cantidad de mentiras que los fumadores nos decimos a nosotros mismos para mantenernos fumando: que si fumo bien poquito, que cuando quiera lo dejo, que yo no dependo del cigarro, que si  no estorba para nada mi vida.

Cuando uno deja de fumar  casi desde los primeros días se da cuenta de lo mucho que dependía del cigarro, por lo que parte del proceso para dejarlo definitivamente, es hacer esa depedencia consciente y entender y combatir la irracionalidad que la mantiene. Ese proceso no es fácil, pero se va clarificando a medida que pasas más tiempo sin fumar. Para este segundo día probablemente hasta empieces a tener claros e identificados los momentos de tu rutina que te exigían fumar para realizarlos. Este es un paso muy importante, porque si los tienes identificados te será más fácil cambiar tus hábitos para no necesitar un cigarro.

Es decir que si fumabas frente a la computadora, cambia cosas de esa rutina, hazla agradable para tí por otras razones que no tengan que ver con el cigarro. O el chisme con las amigas, o el cafecito y el postre. Aguas, eso sí, con sustituir un vicio con otro.

Este primer paso es muy importante, así que hay que ponerle atención. Ya después viene el qué hacer con esos segundos que dura la tentación de prender un cigarro, pero de eso nos ocupamos en otro post. Suerte!!!

Anuncios
 

Etiquetas:

54 Respuestas a “Día dos de la nueva era…¿qué tal vamos dejando de fumar?

  1. Lorena Loeza

    febrero 10, 2009 at 12:43 pm

    Uy! la verdad vamos muy bien ¿eh? nadie dijo que era fácil. Es ahí donde uno se da cuenta que lo que vale la pena cuesta trabajo. En fin, no sÉ que decirte porque yo no pasé por eso. Y pude llegar al punto de prender un cigarro por antojo y ya, sin recaer en el hábito después de haber dejado de fumar cinco años…te falta un rato jajaja!! pero llegarás, seguro. SALUDOS!!!

     
  2. Samantha

    febrero 11, 2009 at 10:43 am

    Muchas felicidades Carlos. Vamos muy bien. Me da gusto que la salud ya esté cooperando. Creo que parte de lo que te apetece del cigarro ahora es que ya no te sientes mal. No flaquees!

    Creo que lo que comenta Lorena es muy cierto: la mayoría de los fumadores añoran poder echarse un cigarrito y ya. Conociéndome a mi misma, creo que no podría. Yo soy de las personas que se tiran de lleno a sus pasiones y no hay puntos medios. En fin, que bueno que no fumo.

    Saludos Carlos y en hora buena!

     
  3. carlos

    febrero 26, 2009 at 1:37 am

    26-F

    Sigo sin fumar… pero aprietan las ganas. Ya lo creo.
    Atras quedaron las toses y las molestias, los silbidos del asma, los dolores de garganta, y es ahora, cuando el cuerpo dejó atrás todo eso, cuando más apetece fumarse un cigarro.
    Sin embargo… lo mismo que antes contaba los días como victorias, ahora cuento las horas, y sigo sin fumar.
    Sigo.

     
  4. Samantha

    febrero 26, 2009 at 5:49 am

    Carlos, qué gusto escuchar noticias tuyas. Me da mucho gusto que el estado de salud vaya mejorando. Tú sigue fuerte y sigue en pié Igual y podrías procurarte alguna actividad que sea placentera para reemplazar un poquito el bienestar que te daba el tabaco. Mucha gente dice que hacer ejercicio o ciertos alimentos les producen una sensación de bienestar parecida al cigarro.
    En hora buena y suerte, Carlos!

     
  5. carlos

    marzo 11, 2009 at 2:10 pm

    11-M

    Sigo sin fumar, me mantengo, resisto, me atrinchero, me defiendo, me protejo, me cuido, me maltrato, me canso… pero no, no fumo.
    ¿Que qué tal me va?… Mal, naturalmente. No cabe esperar otra cosa, en serio.

    Veamos. Ayer, en medio de la desdicha inclemente, llegué a la conclusión de que por mucho empeño que le ponga ya nunca dejaré de ser fumador, sí, fumador, hasta el final de mis días. Eso ya nunca podré dejar de serlo.
    Pero… claro, lo que sí puedo hacer… es no fumar. Es decir: soy y seré hasta el fin de mis días un fumador… que no fuma!!!. Eso es todo. Y cuanto antes lo acepte mejor, creo yo, me parece.
    Entonces… mirad: la perspectiva que me queda por delante es esa, levantarme todos los días como un fumador y acostarme sin fumar después de haber superado unas 40 batallas a lo largo del día.

    Jajajajajaja… joder, parece una penitencia, un castigo sin redención.

    Enfín, ya veremos.

     
  6. Samantha

    marzo 11, 2009 at 6:10 pm

    Qué bueno que la lucha sigue en pié. Me alenta mucho leer que sigues sin fumar. Sobre todo porque se puede sentir que eres honesto en tu charla. Se puede casi sentir la desesperación que te da el no prender un cigarrillo.
    Fumador para toda la vida, aún sin encender cigarros. Muy bien. Tienes toda la actitud!

     
  7. carlos

    abril 2, 2009 at 12:43 pm

    2-A

    Sigo sin fumar, y sin embargo… No se, no se, hay algo que no debo estar haciendo bien, algo no va como debería. Porque… fué dejar de fumar y aparecer todos los males: Tos, dolor de garganta, falta de aire al respirar por las noces, cansancio prematuro donde antes no había… además de todas las ganas de fumar que no desaparecen, por supuesto.
    Yo esperaba que el dejar de fumar supusiera una mejoría palpable, si no inmediata por lo menos constatable, pero… no, no ha sido así.

    No creo que ninguno de los males que he relatado me vaya a matar, no, nada de eso, pero he de reconocer que resulta decepcionante, desconcertante incluso, que todo eso empezara… al dejar de fumar. Es… ingrato´. Sí, eso es. Ingrato.
    Acabo de empezar el cuarto mes de resistente. Noventa y un días y sus noches y sus horas y sus minutos sin encender un cigarrillo. ¿No me merezco una recompensa que pueda compensar tan ingrato sacrificioooo??.
    …Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

     
    • tony

      marzo 23, 2010 at 4:27 pm

      mi niño…lee un poco más al respecto.., es lógico que te sucedan estas cosas pues poco a poco ta va saliendo toda la mierda que has metido durante tantos años..y te hablo por experiencia propia.., yo al igual que muchos agradezco a allen car, fumaba desde los 18 y con 36 lo dejé.

       
  8. Samantha

    abril 3, 2009 at 12:39 pm

    Hola Carlos! Me gusta que sigas sin fumar. Buena fuerza de voluntad.
    En cuanto a sentirte mal físicamente lo que puedo aconsejarte es que intentes hacer ejercicio, comas mejor, bebas más agua. Seguramente que te sentirás mejor. Estar y sentirse sano incluye muchas cosas.
    Tienes razón en que tal vez parezca ingrato que hayas dejado de fumar y aparezca tanto mal, pero creeme, tu cuerpo está muy agradecido.

    Ánimo!

     
  9. carla

    mayo 5, 2009 at 10:13 am

    hola!! llevo semanas intentado dejar de fumar e empezado reduciendo el consumo aguntando al masimo fumaba entre 3 y 7 cigarillos y hoy es el primer dia que e dicho vasta encindi mi cigarillo de media tarde y senti como si me faltara aire asique con la mismo lo apaga y cajetilla a la basura la verdad que dejar de fumar no sabia que tenia tanta cosa y engordar si muchusima fuerza a todos los que habeis dicho basta al tabaco yo espero tener la fuerza sufuciente para decir basta y ya no mas por mi salud y por mi bolsillo.

     
  10. carlos

    mayo 10, 2009 at 3:28 am

    10-May

    Sí, sigo sin fumar.
    Todavía no se como lo he hecho pero… sí, así es. Sigo sin fumar.

    Encontré un medicamento radical que me ayuda enormemente a combatir el asma, sobre todo por las noches. Eso me ayudó mucho a ver las cosas más tranquilamente, sin pena ni agobio ni sentimiento de frustración por no encontrar mejor calidad de vida al dejar de fumar.

    También… Sí, también he de reconocer el apoyo constante y en silencio que he recibido por parte de mi mujer y nuestra hija. Ellas han sabido superar conmigo los peores momentos, aportando las risas y la alegría que hiciera falta para distraer mi ansia de fumar.
    De este modo, gracias a ellas también, puedo decir que ya llevo cuatro meses y casi medio sin fumar.

    He recuperado bastante el sabor natural de las cosas. He engordado un par de kilos. He aprendido a vivir con un fumador que no fuma (que soy yo)… pero no he logrado olvidar el placer de algunos cigarrillos, lo mismo que tampoco se puede olvidar a aquélla novia que nos hacía tanto mal y que nos gustaba tanto por las cosas que nos hacía y como nos las hacía, jajajajaja.

    Bueno, poco más.
    Sigo sin fumar.

     
  11. Jorge

    agosto 11, 2010 at 2:43 pm

    Hola! hoy es mi segundo Día sin fumar, he leido los comentarios que se encuentran en esta pagina, ya que estava buscando apoyo de personas que han dejado la adicción al cigarro, estoy queriendo luchar contra este vicio desde hace algun tiempo, tengo 36 años y creo que comence a fumar desde los 21 años aproximadamente, ahora ya no quiero fumar más pero me cuesta mucho trabjao sobre todo despues de comer que es cuando más se me antoja el cigarrillo, espero poder contar con ustedes que ya han superado este mal, gracias por compartir sus experiencias 🙂 y espero recibir algunos buenos tips para evitar la sensación de querer fumar

     
  12. Roberto

    marzo 29, 2011 at 11:55 am

    Necesito ayuda !!!!!! llevo 1 dia y 1/2 sin fumar me desespero, tomo agua, mastico chicle, estoy sufriendo, llorè en el baño, pero esta mierda no me va a ganar… soy màs que un papel que envuelve un veneno, no tengo alma de suicida, ya que asi lo siento ahora, fumar es suicidarce de a poco, y el cigarro rie, rie y sigue riendo mientras ve como te vas a pagando… aguante !!!

     
  13. Lorena

    junio 3, 2011 at 2:57 pm

    Hola hoy es mi segundo día sin fumar, pense que nunca podria hacerlo, he fumado durante 37 años y mi edad es 49, se podran imaginar que durante todos estos años jamas lo he dejado, ni siquiera cuando estube embarazada de mis hijos, hasta el ultimo dia fume, nunca he podido dejarlo, inclusibe me operaron y a la clinica lleve el cigarrillo fume dentro del baño, mejor dicho nunca durante este tiempo habia dejado de fumar.
    Me siento feliz dos dias sin prender un solo cigarro y saben porque…..
    Toda mi vida he luchado para conseguir algo y darles un futuro a mis hijos, este año compre mi apartamento hermosisisisisimo y resulta que me dice el medico que tengo un epoc…… se imaginan, todos estos años luchando para tener algo y disfrutarlo y ahora pues disque me muero por ese cigarrillo.
    Entonces no voy a permirle a la muerte llevarme sin disfrutar lo que he conseguido con tanto esfuerzo…..
    y al cigarrillo gracias por haberme acompañado en todos los momentos de mi vidad desde que era una niña, pero ahora ya estoy vieja y quiero disfrutar lo poco que medejaste…

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: