RSS

Películas libres de cigarro.

03 Oct

Mickey Mouse

Desde 1930 Hollywood tiene un pacto con el diablo. Estrellas de cine y televisión fueron captadas desde entonces con un cigarrillo o cajetilla en la mano. Pero desde 1998 que estas negociaciones entre las tabacaleras y el mundo del cine se hicieron más fuertes. La meta era lograr que el cigarro fuera retratado como una parte normal, a veces escencial, dentro de las películas. Así que productores, directores y actores empezaron a fumar dentro y fuera de las películas. La recompensa fueron millones de dólares en patrocinios por parte de las tabacaleras.

Se especula que alrededor de 200,000 jóvenes, tan sólo en Estados Unidos, son influenciados negativamente por Hollywood con respecto al tabaquismo. Se hablan de cifras impactantes: alrededor del 75% de jóvenes entre 18 y 25 años que vean tabaquismo retratado en películas de Hollywood tienen probabilidades de empezar a fumar, siendo el 85% de éstos candidatos potenciales para convertirse en fumadores crónicos. Ahora imaginen lo que pasa con los adolescentes, pues es una realidad que a esa edad tienen una fuerte tendencia a imitar a sus ídolos.

Sony, Time Warner y Disney son conocidos como “The Big Three”, refiriéndose a las tres compañías que son responsables de producir el 60% de las películas para jóvenes y niños donde se retrata el tabaquismo. Se estima que alrededor de 125,000 muertes en Estados Unidos se relacionarán con el tabaquismo. Todas estas muertes pertenecerán a jóvenes que vieron retratado el fumar como algo normal en las películas.

En 2001, Stanton Glantz escribió el primer artículo que hablaba de la mala influencia de las películas sobre los niños, refiriéndose específicamente al cigarro. Fue así como empezó un movimiento para Smoke Free Movies. En 2002 se lanzó una iniciativa por el bienestar de la juventud: hacer que en absolutamente ninguna película con clasificación para niños se retrate el tabaquismo.  De igual forma piden que cada película con escenas donde alguien fume sean clasificadas sólo para adultos, excluyendo a los adolescentes. Otros puntos que se piden en este movimiento es la colocación de letreros anti-tabaco en los cines, que las productoras dejen de aceptar financiamientos de las tabacaleras y que no se incluyan product placements de cigarros en los filmes.

Este movimiento tiene fuerza en las masas. Se valen de escribir cartas a las productoras y actores pidiéndoles que dejen de hacer películas donde se retrate el tabaquismo. De igual forma están presionando a las autoridades a que se haga legislación que los apoye. Y lo están logrando.

El mes pasado seis grandes productoras (Viacom Inc’s Paramount Pictures, Sony Pictures, News Corp’s Twentieth Century Fox, General Electric Co’s Universal Pictures, Walt Disney Company y Time Warner Inc’s Warner Bros) dijeron que incluirían mensajes anti-tabaco en todos los DVDs de sus películas. Pero sólo en las infantiles, no en las de adolescentes.

Disney, nuestra más querida productora de películas infantiles, filmó un total de 171 películas desde 1999 donde se incluyen escenas de tabaquismo. De esas 171 películas, 95 tienen clasificación para niños y adolescentes. Algunos ejemplos son Meet the Robinsons, Piratas del Caribe, Las Crónicas de Narnia y 102 Dálmatas.

En ese mismo lapso, Sony produjo 239 películas donde se retrata alguna forma de tabaquismo. Eso es el 80% de todas las películas que produjo en ese tiempo. De las 239 películas, 137 están dirigidas a niños y adolescentes. Algunos ejemplos son: Across the Universe, las tres películas de Spider Man, En busca de la felicidad, Embrujada, Peter Pan, Big Fish, Legally Blond y Hombres de Negro 2.

Personalmente, me preocupa que los niños y adolescentes tengan acceso a imágenes donde se ve al tabaquismo como parte normal de la vida. El tabaquismo es una enfermedad y cualquier retrato que diga lo contrario y lo presente como atractivo tendrá terribles consecuencias. Por otro lado, muchos alegan que quitar el cigarro del mundo del cine coarta la libertad de expresión de escritores y directores.

Ya sea una protección a los menores de edad o un bache en la libertad de expresión, es un hecho que no se puede seguir retratando al tabaquismo como parte de nuestras vidas.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 3, 2008 en Advertising, Cifras, Crítica

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: