RSS

La otra cara de la moneda

30 Ago

You always need to hear the both sides of story. Phil  Collins

La semana pasada hablábamos de la crisis del campo y los subisidios al tabaco. Grupos en contra de consumo del tabaco, y otros defensores de los derechos de los jornaleros, han denunciado explotación y daños a la salud para las miles de familias agrícolas que trabajan en los campos de tabaco.

En México, uno de los Estados de la república donde hay explotación tabacalera extensiva es Nayarit. Se calcula que trabajan cerca de 20 mil jornaleros -en su mayoría indígenas- en los plantíos de la entidad.  La cosa es que en medio de la discusión sobre quitar los subsidios al tabaco, la SAGARPA anunció que echará a andar un programa para que en 2010 no quede ni una sola héctárea de tabaco en la entidad.

El anuncio ha provocado pánico entre miles de familias y ha empezado a movilizar a asociaciones y grupos campesinos a nivel nacional; de acuerdo a Rodolfo Coronado Montaño, dirigente de la Asociación Rural de Interés Colectivo (ARIC Tabacalera),  recordó que miles de campesinos y jornaleros “están especializados” en la producción de dicha planta y “con ese anuncio sólo van a provocar un éxodo de nayaritas hacia Virginia o cualquier zona de Estados Unidos donde se coseche tabaco”. Coronado Montaño indicó que será difícil que los tabaqueros cosechen otro producto, porque algunos lo han hecho desde hace más de 50 años. Además, dijo, el gobierno federal no tiene por qué manifestarse contra un cultivo completamente legal.

También explicó las ventajas que tiene para los campesinos cultivar tabaco y no alimentos:  “tenemos contrato asegurado para entregar la cosecha (a las cigarreras). No necesitamos andar cada fin de temporada buscando quién lo comercialice, como sucede con el maíz, el frijol o las frutas. Todos lo cultivadores tenemos Seguro Social y cada 15 días nos entregan una habilitación.”

El anuncio de la Sagarpa fue emitido el psado 17 de julio y ha generado toda una serie de argumentos alrededor de la polémica medida: ni una sola héctarea tabacalera para el 2010.

¿complicado? claro, el campo ya no aguanta más…y no se puede quedar bien con dios y con el diablo. A pensar  entonces estrategias y soluciones – no para salvar el tabaco- sino para  no sumir a los campesinos en una pobreza todavía más drámatica… uff! se ve díficil.

Con información de  La JORNADA

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 30, 2008 en Notas, Noticias

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: