RSS

Mi primera vez…

10 Abr

Primero tengo que disculparme, porque soy miembro del blog desde hace tiempo y no había podido escribir, entre otras cosas por que la casa donde vivo tiene algunos cuantos problemas de conexión a internet.

Soy mexicana, radicando en Buenos Aires desde hace ya casi 6 meses. He tenido la fortuna de conocer a gente de muchas culturas e ideologías muy diferentes que me han hecho interesarme mucho por el análisis del comportamiento humano.

Sobre el tabaquismo, son graciosas las historias con las que me he topado. Personalmente empecé con la inquietud por probar el cigarro cuando tenía como 14 años. Ahora lo pienso y era una locura! a esa edad yendo a mis primeras “tardeadas” y tratando de ser o por lo menos verse como alguien mayor, rudo, conocedor de la vida, es lo más deprimente, lo sé, pero creo que todos pasamos por esa etapa de demostrar a como de lugar que éramos “cool”. Afortunadamente el tabaco no me gustó, y sólo fue aquel día, en esa tardeada con mis amigas, que intenté ser ridículamente “cool”, “in”, “con onda” y fumar. Supe que lo mío no era el tabaco al sentir el horrible humo que raspaba mi garganta. Si bien recuerdo, sólo fume uno, tratando de hacer de todo un poco: hacer aros, sacar el humo por la nariz y esas cosas que los fumadores aman hacer.

Supongo que todos hemos oído alguna vez que está comprobado que para las papilas gustativas, el sabor y reacción que tiene el tabaco no es nada agradable, pero es la costumbre y la nicotina la que hace que poco a poco esa travesura de niño se vuelva en una adicción.

Yo puedo decir que me siento orgullosa de mi como puberta, cuando decidí que era asqueroso ese sabor para superar el deseo de ser “popular” y “cool” y grande. Muchos, aunque no lo quieran reconocer, y eso que escriba pueda molestarlos, no pudieron tomar esa elección y muy en el fondo saben que los primeros cigarros fueron lo peor, sumamente desagradables, pero que esas ganas de decir “no, a mi me encanta” vencieron todo.

A esa edad, recuerdo que mis papás fumaban y mi hermano mayor, que en esa época tenía como 18 años, no. Después de un tiempo, mi papá decidió dejar de fumar y hasta ahora, mi mamá es la única de la familia que lo hace, con mucha moderación por cierto (sólo 2 al día) y creo que jamás lo dejará. Ella dice que le gusta saborear el postre con un cigarro, yo no le encuentro la gracia, pero bueno, adicciones hay muchas, y supongo que es como el fernet, el pulque ó el pastis para otros, que les empezó a gustar el sabor después de la primera vez.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en abril 10, 2008 en Anécdotas

 

Etiquetas: ,

Una respuesta a “Mi primera vez…

  1. Carlos Busto

    mayo 14, 2008 at 11:02 am

    “Muchos, aunque no lo quieran reconocer, y eso que escriba pueda molestarlos, no pudieron tomar esa elección y muy en el fondo saben que los primeros cigarros fueron lo peor, sumamente desagradables, pero que esas ganas de decir “no, a mi me encanta” vencieron todo”

    Con todo respeto Katya, creo que el derecho de no fumar es el mismo que mi eleccion de hacerlo.

    No puedes suponer algo que no conoces, por ejemplo antes de fumar yo detestaba el tabaco al grado de ser intolerante… Paso el tiempo y en una fiesta me anime a mi “primera vez” y de ahi en adelante entendi a ambos bandos.

    Creo que se trata de tolerancia… (Tanto de los no fumadores como de los fumadores)

    Saludos,

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: