RSS

El cigarro, mi mamá y yo.

28 Feb

imagen-1.png

Mi mamá es fumadora desde hace ya mucho tiempo, viví con ella durante 21 años y el olor a cigarro me despertó varios domingos a las 10 de la mañana.
Después me fui a vivir con unas amigas, casualmente ninguna fuma.
Hace no mucho, llevaba 4 días en cama, temperatura, tos de perro, gripa y nada me curaba. Además estaba en casa de mis papás, mi madre angustiada no sabía qué hacer, a quién llamar, hasta que le dije, vamos con el otorrinolaringólogo, me siento verdaderamente mal.
El lunes fuimos, al doctor. Estando en la sala de espera, mi mamá me dijo, yo creo que si te manda reposo, te regresas a nuestra casa, no quiero que te vayas a la tuya así como te sientes.
Le dije tranquila ma, veamos qué dice el doc, pues tengo que trabajar aunque sea desde mi casa.
Ella como buena madre, me decía que no fuera terca, que me tenía que cuidar, etc.
Entramos a la consulta, el doctor me revisó y diagnosticó una enfermedad cuyo nombre no puedo recordar, pero que sonaba no muy alentador. Me recetó algunas medicinas, antibióticos y en caso de seguir mal, unas inyecciones.
Finalmente preguntó: ¿fumas? Le dije que no y me aconsejó: Pues trata de estar lejos de los fumadores, eso te hace mucho daño.
Le lancé una mirada a mi madre con cara del gato con botas de Shrek y el doctor comprendió que ella fumaba, entonces dijo: ¿ah usted fuma?
Con esa carita veía a mi madre, quien esperaba que dijera: sí doctor, pero no se preocupe evitaré fumar lo más que pueda.
De pronto mi cara se volvió a convertir, pero ahora en la del mismo Shrek, cuando mi madre dijo: Sí doctor, pero no se preocupe, ahorita ya la voy a dejar a su casa y ahí nadie fuma.
Ajá, la misma mujer que me decía que me fuera a su casa donde ella iba a cuidar de mi y mi enfermadad, ahora estaba decidida a irme a dejar a la mía y así fue.
No juzgo a mi madre, no le reclamo nada, es una fumadora que AMA su vicio, no lo puede dejar, es más ni quiere y a pesar de esto, la amo con todo mi corazón, como a muchos otros fumadores que aunque digan que estamos invadiendo su libertad, son gente que quiero mucho, más allá de este vicio.

Anuncios
 
5 comentarios

Publicado por en febrero 28, 2008 en Anécdotas, Uncategorized

 

5 Respuestas a “El cigarro, mi mamá y yo.

  1. Pingback: votalanota.com
  2. Samantha

    febrero 29, 2008 at 10:02 am

    Es un poco complicado cuando una persona que amas fuma y odias el cigarro pero esto también nos ayuda a entender mejor lo que piensan y sienten los fumadores. Con un poco más de tolerancia y mucho amor de por medio es más sencillo convivir.
    🙂 Sé que tu mamá es un pan de Dios y hasta yo la abrazaría mientras está fumando 😉 ¡ni modo!

     
  3. Tania

    febrero 29, 2008 at 10:42 am

    Debe ser muy incómoda la situación de tener seres amados con un vicio tan arraigado como es el cigarro, pero lo más increible es que no hagan un esfuerzo por dejar de dañar su cuerpo, pero bueno es respetable la decisión de la gente que fuma, solo que si debe tener respeto por los que no fumamos.

     
  4. Profeta

    marzo 3, 2008 at 4:12 pm

    TE ENTIENDO PERFECTAMENTE, YO VIVI 17 AÑOS CON PERSONAS FUMADORAS. TODOS MIS TIOS QUE VIVIAN EN CASA, FUMABAN, Y LA CASA SIEMPRE OLIA A RAYOS, INCLUSIVE SU ROPA Y SUS CAMAS. CONFORME SE FUERON CASANDO, LA CANTIDAD DE HUMO FUE DISMINUYENDO. PERO AL DIA DE HOY, NO ME GUSTA VISITAR SUS CASAS POR EL OLOR A CIGARRO QUE SIEMPRE HAY, A PESAR DE QUE TODOS TIENEN HIJOS.

     
  5. AkilesMartin

    noviembre 12, 2008 at 3:25 pm

    Ajá, qué bonito. 😀

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: